La naturaleza de Davokar

Al leer Sobre la naturaleza de Davokar, disponible de forma gratuita en RPGNow y en otros sitios, me he fijado en las palabras y frases clave, deseoso de absorber y aprender cosas nuevas. Si esto fuera Wikipedia profundizaría en los enlaces o referencias cruzadas con otras búsquedas. Mejor aún, buscaría estudios más exhaustivos en artículos, investigaciones o libros publicados.

Sin embargo, por el momento Symbaroum no posee una biblioteca de investigación en la que ahondar. En realidad, el equipo de Järnringen ha dejado claro que el juego no va para nada de eso. Como dicen en el libro básico:

…recuerda que incluso si los futuros módulos de este juego expanden la descripción de Ambria y Davokar, siempre tienes la libertad de viajar donde quieras en el mundo de juego…

Por lo tanto, Sobre la naturaleza de Davokar presenta un breve comentario del traductor Iasogoi Brigo acerca de las ‘sabias’ palabras de un cazatesoros. El texto central traza las reflexiones de los cazatesoros sobre Davokar, mientras Iasogoi escribe notas en los márgenes acerca de su sabiduría (o ignorancia).

Los vigilantes que patrullan la carretera entre Otra Senja y Otra Dorno, en ocasiones hacen viajes al bosque, a menudo acompañados de los Exploradores de la reina…

Me intrigó esta mención de los Vigilantes. Recorren las carretas de los confines de Davokar, pero no son miembros de los Exploradores de la reina.

¿Acaso son el equivalente en Symbaroum de la Guardia de la noche de Juego de Tronos? ¿Patrullan las marcas oscuras entre las torres de los límites de Davokar, cada una en servicio juramentado para pagar por algún delito?

Si llevo esto a otro nivel, ¿los Vigilantes están formados por leales, pero difíciles de justificar, partidarios de la Reina, mercenarios heridos de corrupción, víctimas de la muerte en vida decididas a combatir hasta el final, y creyentes de la antigua fe, puros de corazón pero de los que se desconfía?

…los puestos avanzados permanentes en la parte sur del bosque, donde los fieles sirvientes de nuestra Reina se dedican a la tala de árboles, las excavaciones y los estudios académicos de la flora y fauna de Davokar.

Por raro que parezca, se me asemejan a las bases polares de la Antártida, donde los valientes y los audaces hacen avanzar los límites de la ciencia bajo condiciones que amenazan la mismísima vida. Estos no son los polvorientos eruditos de las bibliotecas de Yndaros, escondidos en medio de mohosos montones de curvados papeles de investigación.

Esto parece el Stargate Atlantis o el CSI Davokar de Symbaroum, con profesionales altamente cualificados, expertos en sabiduría, ciencia y magia, en busca de una comprensión más profunda del largo estudio en sitios cerrados. Mientras que los cazatesoros revolotean entre ruinas con una estrategia más lucrativa de arrebatar y correr, los puestos avanzados buscan las riquezas menos obvias del gran bosque en los recursos de las plantas, la vida salvaje y los mapas meticulosos de la superficie. En el mejor de los casos, las excavaciones en ruinas serían arqueología, pero con la naturaleza de Davokar, todo tiene un riesgo.

Existen relatos de mares de espinas, bosques petrificados, estanques de agua negra y ríos de magma. Incluso las leyendas más salvajes cuentan acerca de fríos gélidos en pleno verano…

He mirado el mapa de Davokar y Ambria un par de veces y preguntado cuán lejos está cualquier mar u océano. Con estas palabras no me hallo más cerca de una respuesta, pero la perspectiva de un verdadero “mar de espinas” me permite visualizar artilugios de la Ordo mágica: grandes barcos planos con proas rompespinas y velas ondulantes llenas de vientos encantados. La Ordo ha construido y botado dos rompespinas, el Korinthia y el Brujaespina. El Brujaespina navegó en una expedición dirigida por el maestro Ydvelia en el año 17, pero el barco desapareció con toda la tripulación y se considera perdido en la Oscuridad.

Los ríos de magma sugerirían una proliferación de pozas y terreno accidentado en el norte de Davokar, o una cadena montañosa al norte de los límites del actual mapa, llena de amenazas y fuego.

…el llamado Clan Depredador y su campamento en Saroklaw…

Como si los clanes actuales no fueran una amenaza suficiente, la perspectiva de uno dedicado puramente a cazar a los exploradores no bárbaros de Davokar me hiela la sangre. Bueno, espero que se la hiela a mis jugadores. No estoy seguro de si estos se refieren a los rumores del clan de las bestias (“corren rumores acerca de un posible doceavo clan, los brutos demoníacos del Clan de las bestias” – página 27 del libro básico) o a otra iteración desconocida hasta la fecha de la amenaza bárbara. Me gustaría pensar que este Clan Depredador representa algo mucho peor: algún tipo de regresión caníbal y totalmente ajena del imperio de Symbaroum huida del inframundo.

Davokar no es una criatura sino muchas, una horda de los bosques…

Symbaroum siempre me ha sonado como una palabra de entidad. La visión de Davokar como un grupo de entidades interrelacionadas, encargadas de sellar el mal que dejó atrás el paso del pueblo symbarano, me atrae incesantemente.


Translation: Francesc

¿Le gustó? ¡Toma un segundo para apoyar a el Pacto de Hierro en Patreon!

1 Comentario

  1. Yo veo Davokar como un ente “vivo”, expresado a través de las diferentes criaturas que lo pueblan, una fuente de puro poder natural, ni bueno ni malo, neutro, poderoso y cruel como un terremoto o la explosión de un volcán. Creo que la contestación de Davokar a lo que quiera que ocurriese en Symbaroum es neutralizar la amenaza que suponen los humanos para el bosque tal y como haría cualquier organismo con un parásito. Es natural e instintivo, bestial y primario, quizá por eso sea tan atractivo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*