Reto y desafio

Los encuentros nunca van a ser una ciencia exacta. Nunca deberías tomar las aventuras escritas como ley, para calcular el tamaño del desafío que un grupo debe afrontar. Tú eres el que va a saber, con la mayor certeza posible, a que pueden enfrentarse tus aventureros – o lo que ellos preferirían combatir dada la opción.

Podría darse el caso de que tienes jugadores que les gusta sentir que hay un riesgo de muerte cada vez que van a la batalla. En ese caso, es aconsejable que incrementes la dificultad. Como la sección Desafío Apropiado del libro de reglas sugiere, tú debes siempre considerar la experiencia de tus jugadores, su pericia en usar y combinar Habilidades y Poderes y la composición del grupo. Si los aventureros se separan y dejan a los Místicos detrás con sólo un Guerrero, mientras el resto de los Guerreros y Maleantes exploran más adelante, esos dos grupos tendrán estrategias muy diferentes para combatir cualquier adversario.

En terminos puramente estadísticos, cada tipo de reto tiene un valor de Desafío basado en la Experiencia de ese individuo – basado en sus Habilidades y Poderes. Una criatura Debil no tiene Habilidades o Poderes y cuenta como 0 experiencia, mientras una criatura Mortal equivale a 600 de experiencia.

El juego asume que un desafio medio tendrá Experiencia igual a la mitad del grupo (Mirar la sección de Desafío apropiado). Una criatura Normal con dos esbirros Débiles (50 + (0 + 0 = 50) Exp), representa un reto razonable para 4 personajes jugadores recién creados (200 Exp). Como puedes ver, dos criaturas juntas de Desafío Débil juntas equivalen a un único adversario de Desafío Normal, a pesar de la falta de experiencia que su nivel indica.

Si quieres que una lucha sea un poco más dura, podrías asumir que los Pjs tienen otro miembro en su grupo y calcularlo desde ese punto. O tu puedes añadir una Habilidad extra a uno o dos de los rivales.

Podrías, por ejemplo, dar a un par de enemigos Débiles la capacidad de invocar Poderes de nivel principiante – Incluyendo la Tradicción que permite asimilar la Corrupción Permanente- por 40 Exp, lo que cuenta por un enemigo Normal más. En el ejemplo de arriba, podrías tener a un enemigo Normal adquirir otra Habilidad principiante para redondear los numeros hasta 50 Exp adicionales.

Quizás tengas un Manto Negro (Normal) con Jinete (principiante), acompañado por dos iniciados (Débiles, por ejemplo, dos Cazadores de brujas autodidactas) de la orden, uno con Tirador (priincipiante) y Venenos (principiante), y el otro con Ataque traicionero (principiante) y Estrangulador (principiante). Eso cuenta por 150 Exp de Desafío lo cual debería ser suficiente para un grupo de personajes recién creados, o un encuentro más complicado para cuatro. Se acercaría a una dificultad mortal para dos personajes recién creados, que tendrían ya de por sí muchos problemas sin los ajustes adicionales.

Los números importan mucho. Si desafías al grupo con muchos enemigos , tienes una probabilidad incrementada de Flanqueo – y el asociado incremento en daño y posibilidad de éxito en los ataques. En la tablas, más abajo, puedes ver un desglose de los niveles de Desafío respecto a la experiencia del grupo de personajes.

No sugiero que 24 enemigos Débiles representen mucha oposición a un grupo bien organizado de buscadores de tesoros experimentados, pero bajando el número de Débiles y lanzando algun Normal, Complicado o Difícil -quizás una unidad militar con líderes de grupo y comandantes- deberían ser suficientes para a) darles una batalla que valga la pena y b) gastar la mitad de tu sesión de juego!

De hecho, la tolerancia a las largas batallas debería servir como una medida de tus retos cuando determinas la Resistencia. Si tu grupo realmente no le importa o le aburre confrontaciones largas, deberías de quedarte con los niveles de Desafío sugeridos, o incluso reducir la dificultad un poco. Si tú presentas un oponente Complicado con un esbirro Débil a un grupo de seis aventureros, eso podría ser suficiente para un juego donde la exploración y el desafío social importe más que el choque de aceros.

Como referencia para usar la tabla:

Fracciones- Indica que más de un oponente de este nivel sería propiado, pero muchos más serían demasiados. Contra un grupo recién creado de seis personajes, 2 enemigos Complicados quizás sea tentar a la suerte, pero si el grupo lo componen muchos Guerreros, podría estar bien. El problema es que a lo mejor tendrás que aportar algunos refuerzos si las cosas van mal. Un enemigo Complicado con un esbirro Normal o dos esbirros Débiles, sería más correcto para un grupo mixto de nuevos personajes.

C – Esto sería un desafío. Podrías lanzar este oponente a la batalla, pero tienes la probabilidad de tener una sesión corta. De hecho, un rival Complicado contra un úlnico personaje recién creado podría convertirse en D.

D – Avisa de que este sería un encuentro montal y mejor servirlo con avisos previos, antes que crear un conflicto directo. Quizás como la Compañía del anillo luchaba contra un enjambre de orcos, goblins y su mascota troll, los personajes luchando contra un desafío de nivel D, necesitarán suerte, habilidad, estrategia y quizás varios tesoros místicos.

De hecho, deberías considerar tesoros y artefactos cuando calcules la oposición. Los Poderes de un artefacto igualarán los niveles de Experiencia si ellos pueden ser usados ofensivamente o defensivamente en el curso de una batalla. Los dos artefactos en el Apéndice del manual de reglas – La mano momificada y La Piedra del Sol – problamente equivalen a 20 Experiencia cada uno, calculando un encuentro. De hecho, destruir la Piedra del Sol, incrementaría temporalmente el nivel del grupo en 100 Exp, con un Espíritu de Fuego a sus ordenes.

Cuando calcules un Desafío adecuado con la tabla, cada personaje empieza con 50 Exp – y podrías querer utilizar esto como base- con la experiencia que ganen a posteriori en tope de esa base.

Después de su primera aventura, un grupo podría haber ganado un total de 50 Experiencia adicional entre ellos – Así un grupo de seis tendrá una oposición media con siete oponetes Débiles, o un oponente Complicado, junto con uno Normal y un esbirro Débil.

Como con cualquier elemento del juego, usa la información en la tabla inteligentemente y ajústalo al ambiente de la partida y a los intereses de los jugadores. A veces tu querrás que ellos corran, si es así, ignora la tabla y ponles delante un adversario Temible y enseñales una lección.


Translator: Antonio Trapero Pardo

3 Comments

  1. Buenas.

    Tengo una duda a la hora de calcular qué es un desafío en cuanto a los pjs; en los casos que hay un Mísitco que cuenta con uno de los Rituales que le permiten tener un compañero, ¿debo meter ese compañero en el total de pjs a la hora del cálculo?
    Recordemos que los compañeros ganan experiencia y, además, algunos tienen fuerte presencia en situaciones de combate debido a su propia naturaleza.

    Yo, desde luego, los tengo en cuenta como pjs por lo que he comentado antes. Sólo por la oportunidad que brindan para hacer un flanqueo, me parecen muy útiles en combate.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*