El Arte de la Alquimía

Alquimía – la práctica de la preparación de elixires – no se limita o depende de las estructuras y dictados de una Tradición Mágica específica. Alquimia no depende de la magia en absoluto porque el poder de un elixir viene de los componentes por sí mismos.

Cada material natural posee propiedades únicas o vibraciones que causan e inflingen ciertos efectos. Mientras una única hierba podría tener propiedades que causan un daño terrible a criaturas vivas, sólo en combinación con otros materiales, y con ciertos preparativos y métodos, podrás crear un exilir estable y resistente destinado a cubrir armas y envenenar a un enemigo. Algunos materiales naturales no tienen efectos por sí mismos, pero almacenados correctamente y preparados en las proporciones justas en el momento exacto del día (o año) , hará que tengan un gran poder.

Dentro del concepto de Symbaroum, la Habilidad Alquimia dicta que puedes preparar un numero específico de elixiris por aventura. A cada nivel, puedes destilar sólo un elixir de un grado igual al nivel de la Habilidad, con dosis adicionales de nivel más bajo, una vez que aumentas en experiencia.

El texto además sugiere que tu puedes hacer una tirada para crear los elixires entre aventuras o en un punto adecuado durante una aventura. Para mí, el factor clave en hacer la tirada de [Inteligente] es que tengas la necesidad. Puedes hacer una única tirada para determinar si tienes un elixir o poción – no para ver si has recolectado correctamente los ingredientes, tienes los componentes exactos, realices los actos de purificación necesarios o simplemente memorices la combinación. A la hora de la verdad, cuando la tirada importa cuando tu más necesitas el elixir o poción – cuando tienes un amigo desangrándose o estás emperoando debido a un veneno infame.

Si tienes éxito en la tirada, puedes elegir que éxilir tienes a mano – y necesitas confirmarlo en ese momento. A nivel Adepto, por ejemplo, podrías elegir entre tener un único Antídoto (Moderado), o 1D4 dosis de Antídoto (Débil).

Si llegas al final de la aventura sin necesidad de un Elixir, sería inteligente apuntarlo para la siguiente sesión. Es razonable creer que un personaje con Alqumia pueda guardar materiales secándose, fermentando, o almacenados en aceite. Cuando el tiempo lo requiera y la necesidad llegue para una Hierba Curativa, alguien con Alquimía podría sacar un emplasto de una urna y aplicarlo donde se necesite.

Sospecho que la mayoría de personajes no tendra el lujo de ir guardando muchos Elixires sin usar, pero eso debería ser permitido por el Narrador. Un personaje pudiera necesitarlos – y lo importante es que la tiraa contra Inteligente determinará si ellos tienen exactamente lo que necesitan cuando la situación lo requiere. Una ranura de elixir sin llenar de hace tres aventuras puede facílmente irse al traste con una mala tirada o tener excesiva suerte con Lágrimas Curativas o Luz Vela Fantasmal cuando más se necesitan.

Por otro lado, cuando vuelvas a Thistle Hold para descansar y recuperarte, puedes comerciar un Elixir por dinero en efectivo para cubrir el coste de una cama cómoda, una cena y reparaciones a las armas y armadura.

Próximas reflexiones: Grados de éxito – Cómo la Alquimia funciona con otras Características y Hablidades; Éxito Extendido – Alquimia práctica: Las hierbas en Davokar.


Translator: Antonio Trapero Pardo

¿Le gustó? ¡Toma un segundo para apoyar a el Pacto de Hierro en Patreon!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*